Es momento de alinear las decisiones de compra con los valores personales, la estrategia empresarial de sostenibilidad y un propósito de trascendencia.